Historia de El Pedroso de la Armuña

Los primeros pobladores de la zona pudieron ser los vacceos o los vetones. No se sabe nada de época tan lejana.

Posteriormente los romanos instalaron una villa en el siglo IV. Tras un estudio de la Universidad de Salamanca se han catalogado e inventariado piezas de cerámica y monedas de esa época y anteriores, y por el estudio de georadar practicado en la zona se sabe que la villa ocupaba una extensión considerable. Está villa estaba situada algo alejada de los caminos. Para evitar los robos y las molestias generadas por los viajeros.

El origen del pueblo debe provenir de una calzada romana que comunicaba con el norte de la península. Estos colocaban lugares de descanso cada cierta distancia, y coincide con la que separa Salamanca y El Pedroso.

No se tiene información ni tras la caída de Roma ni durante la invasión árabe. Se sabe que el nombre de la comarca “armuña” procede del árabe “al munia” que significa “huerto”. Se utilizaba para nombrar lugares de producción agrícola en manos de aristócratas árabes. Por lo que la zona siguió cumpliendo la función realizada en época romana.

Los primeros datos nos llegan con la repoblación tras la reconquista de la zona de Salamanca. Aparece en un documento del Cabildo de Salamanca del año 1265 como posesión de Don Fernando Alfonso, hijo del rey Alfonso IX y sobrino de Alfonso X el Sabio, deán de la Catedral de Santiago de Compostela y arcediano de Salamanca.

En 1487, Don Suero de Solís tenía una torre. Pedroso pertenecía a la Corona. Es posible que hubiera desavenencias entre el noble y la localidad. Que dieron como resultado que la Corona ordenará el derribo de la torre.

En esta época en la localidad ya existía un “Concejo”, un ayuntamiento con algo cercano a una “democracia” para elegir este proto-ayuntamiento. En contraposición a otras localidades que pertenecían a nobles Pedroso respondía ante el rey y pagaba impuestos directamente a este.

D. Gonzalo de Ovalle que en 1511 era gobernador interino de Guatemala y en 1514 de Puerto Rico y su mujer Doña Ana de Solís, decidieron ceder las tierras al Concejo. Y desde entonces esas tierras han pertenecido al pueblo.

Esas tierras cedidas dieron lugar a los “quiñones”. Todo mayor de edad en Pedroso tiene derecho a una tierra por la que deberá pagar un alquiler mensual al ayuntamiento y la podrá tener de por vida. Este hecho es muy importante para la localidad, ya que permitió el acceso a la propiedad a los vecinos y ayudó en épocas difíciles.

La iglesia de San Pedro es de comienzos del siglo XVI, fue construida sobre los terrenos ocupados por la torre de Don Suero de Solís y que aprovechó la piedra de dicha torre. Parte del coro (situado dentro de la torre de campanas) debe ser la que el 7 de octubre de 1529 se obligaba a hacer el maestro Juan de álava, aunque no la terminó, traspasando el encargo al Pedro de Abalibide, cantero, de quien no se tiene ninguna obra documentada. Esta iglesia tiene algunas similitudes con la Iglesia de San Esteban por compartir arquitecto. 

El primer censo del que se tiene información fue ordenado por Carlos I en 1534 y había 182 vecinos (unos 728 habitantes) 

En el censo de Castilla de 1591 Pedroso no pertenecía a La Armuña, sino Al Quarto de Valdevilloria. Y contaría con unos 548 habitantes.

A través de un documento del Obispado de Salamanca de 1620 obtenemos información sobre el pueblo. Este ha perdido unos 200 habitantes respecto al Censo de Carlos I. La iglesia ya en esta época necesitaba arreglos y una pared estaba incompleta desde su construcción.

Nos dice que tiene tres campanas y recomienda vender la más pequeña para pagar el arreglo de la pared. En una restauración reciente esa pared también recibió arreglos.

La iglesia tiene varias capellanías y una de ellas fue creada por la mujer de Francisco Maldonado. Uno de los líderes de los Comuneros un siglo antes.

Se nos informa que el pueblo tiene dos ermitas “La Virgen del Juncal” al haberse encontrado la figura en uno. Y la de San Sebastián. Esta última en mejor estado de conservación que la primera.

Por último reseñar de este documento que disponía de un “hospital”, un lugar de curas de propios y extraños de cuatro camas. Pero que tenía el deber entre otras cosas de proveer de dote (unos 2000€ al cambio) a cualquier mujer huérfana. Este dinero provenía de “la voluntad” de un tal Alonso Joanes.

En el año 1692 el día 12 de diciembre, la reina Doña Catalina de Braganza, viuda del rey de Inglaterra Carlos II y hermana del rey de Portugal, debido a una indisposición tuvo necesidad de pasar noche en Pedroso.

Realizaba un viaje de Burgos a Salamanca donde fue invitada a una recepción por el Ayuntamiento el día 13, la recepción se dio en la catedral, siendo recibida por el alcalde en funciones D. José de Villanueva Estrada y Manrique.

En el año 1752 según consta en el libro del Marques de La Ensenada los vecinos de Pedroso eran: 19 matrimonios con hijos, 4 viudas, 1 mesonero, 1 herrero y 1 pastor.

El mesón regentado por ese mesonero pertenecía a la iglesia. Y como vemos en esta época Pedroso tuvo un gran descenso de población respecto a lo que tenía un par de siglos antes. Y no muy lejos de la situación actual.

En 1773 la ermita del Juncal todavía existía y se reformó su retablo. 10 años después hubo un robo en la iglesia de San Pedro que además de dejar sin 2300 reales implicó el arreglo de la puerta. 

El retablo que conocemos (no el original) es de finales del siglo XVII o principios del XVIII. Al final de ese siglo, en 1790 se procedió a cambiar el tejado de las tres naves de la iglesia con un coste de 10.000 reales de la época.

A finales del siglo XIX se construyó una línea de ferrocarril que unió Medina del Campo con Salamanca. En 1877 se inauguró la estación para dar servicio al pueblo. Este fue uno de los acontecimientos históricos de un pueblo que siempre vivió del camino entre Salamanca y Medina del Campo.

En 1916 la localidad conocida siempre como “El Pedroso” se le añadió el apellido “De La Armuña” para diferenciarlo de otra localidad de mismo nombre en Andalucía. En ese año la población estaría cerca de los 700 habitantes.

 

Ayuntamiento de El Pedroso de la Armuña

Ctra. Espino, nº 6. 37410 El Pedroso de la Armuña

(Salamanca)

 

Contacto

Teléfono 923 36 02 01

Email: aytopedroso@gmail.com

Secretaría:
Lunes, Miércoles y Viernes de 12:05 a 14:45 h.